Consejos de las mujeres

Hemorroides en mujeres: deshacerse de un problema incómodo

Pin
Send
Share
Send
Send


Hay una enfermedad de la que no se suele hablar abiertamente, simplemente es un inconveniente. Sin embargo, trae muchos inconvenientes: duele sentarse, duele caminar, duele incluso pararse. ¿De qué estamos hablando? Por supuesto, sobre las hemorroides. Alrededor del 60-80% de la población adulta está más o menos familiarizada con esta enfermedad incómoda. Y, aunque las hemorroides, por regla general, no representan un peligro para la vida del paciente, uno siempre quiere deshacerse de él lo antes posible.

¿Qué es las hemorroides?

Las hemorroides son una variante de las venas varicosas, solo en este caso se ven afectadas las venas ubicadas alrededor del ano y el recto. En condiciones adversas, las venas se estiran, perdiendo su elasticidad, lo que lleva al estancamiento de la sangre, la inflamación y la formación de coágulos de sangre. Además de los cambios en la pared vascular, las hemorroides suelen afectar los ligamentos que rodean los plexos vasculares en el área pélvica y los mantienen en su lugar. Esto explica el prolapso de las venas dilatadas e inflamadas del ano.

El mecanismo descrito anteriormente de la aparición de la enfermedad generalmente comienza con una combinación de dos o más factores de riesgo.

Sobrepeso

Estilo de vida sedentario, especialmente el trabajo sedentario.

Actividad física excesiva, predominantemente de naturaleza estática (por ejemplo, levantamiento de pesas).

Tendencia al estreñimiento.

Comida no armoniosa con exceso de especias picantes.

Violación de la salida de sangre en la pelvis (tumor, inflamación, embarazo).

¿Cómo se manifiestan las hemorroides?

En la mayoría de los casos, las hemorroides se forman gradualmente. Primero, hay una sensación de inconveniencia, algún tipo de "interferencia", severidad en el ano. Comezón, dolor leve durante las heces, el estreñimiento puede ser molesto. Los síntomas desagradables se agravan después del trabajo físico intenso o el consumo de alcohol. Pronto aparece una protuberancia en el ano, que puede tener una densidad y sensibilidad diferentes. Inicialmente, esta protuberancia aparece solo durante la deformación y la defecación, y en el estado normal, el nodo se restablece de forma independiente. Sin embargo, posteriormente la pérdida de las hemorroides se vuelve persistente.

Durante una evacuación intestinal, las hemorroides pueden sangrar ligeramente y la sangre suele ser de color rojo brillante, pero puede estar oscura con coágulos. Si la enfermedad no se trata adecuadamente, entonces el sangrado puede conducir a una anemia grave con mareos, debilidad y una disminución brusca de la eficacia.

Un sitio hemorroidal a menudo se convierte en la causa de un moco abundante que irrita la piel del área perianal; se produce ardor y picazón. La presencia de un nódulo en el ano es a menudo la causa de trastornos del movimiento intestinal, que se manifiesta en forma de incontinencia fecal o sensación de insatisfacción después de los movimientos intestinales.

Las hemorroides a menudo tienen un curso ondulado. Durante el período de remisión, el paciente prácticamente no se ve afectado por nada, y durante el examen solo se encuentra una protuberancia suave e indolora en el ano. La exacerbación generalmente se asocia con una violación de la dieta, problemas con las heces o el esfuerzo físico y se acompaña de dolor y sangrado renovado. Si el dolor es agudo y el ganglio en sí es muy denso, entonces puede haber una trombosis, que sin tratamiento puede provocar necrosis, la muerte de los tejidos afectados.

Tratamiento de hemorroides

1. Corrección de la dieta a excepción de los condimentos picantes y un alto contenido en fibra. Por lo tanto, se logra la normalización de las heces y se excluye el flujo sanguíneo excesivo a los órganos pélvicos.

2. Se recomienda la actividad física, excluyendo las cargas estáticas y basada en ejercicios dinámicos: correr, caminar, nadar, jugar fútbol, ​​bailar, etc.

Preparaciones que mejoran el tono de los vasos sanguíneos: detralex, venoruton, troxevasin, glevenol.

Remedios locales que alivian el dolor y alivian la inflamación: proctoglivol, aurobina, neoanuzol, ultraprocto.

Remedios locales utilizados para la trombosis: pomada de heparina, hepatrombina G, proctosedil, etc.

Las hemorroides se pueden curar completamente solo eliminando los ganglios vasculares alterados. La eliminación puede llevarse a cabo de la manera tradicional, pero el período de recuperación en este caso es bastante largo y doloroso. Actualmente, se utilizan activamente operaciones mínimamente invasivas.

Instalación de anillos de látex (ligadura). Tratamiento por ultrasonidos.

Uso del dispositivo LigaSure - electrocoagulación.

Estas técnicas pueden reducir significativamente el dolor del procedimiento en sí y acortar significativamente el período de recuperación. En la mayoría de los casos, las cirugías microinvasivas se realizan en condiciones policlínicas, y al día siguiente el paciente comienza a realizar actividades normales.

5. Tratamiento de las personas con hemorroides.

Baños calientes de sésiles. Aquí lo principal - no se exceda con la temperatura del agua. Si resulta que está caliente, el sobrecalentamiento conducirá a un aumento del flujo sanguíneo a través de las venas dilatadas y al deterioro.

Círculos inflables para sentarse. Esto no es tanto un método de tratamiento como una vida más cómoda con hemorroides. La esencia del método es que durante una exacerbación de la enfermedad, las personas con un tipo de actividad sedentaria deben colocar un anillo de goma en la silla. Esto reduce la compresión de las venas inflamadas y alivia el dolor.

Hojas de álamo temblón La sabiduría popular aconseja aplicar hojas de álamo a las hemorroides externas. Repita después de 1-2 días. Si tal procedimiento aumenta el dolor o la picazón, entonces se deben quitar las hojas y el ano debe lavarse a fondo.

Velas caseras con mantequilla y ajo. Ajo picado mezclado con mantequilla. Las velas se forman a partir de la composición final, que se almacenan en el refrigerador. Usar 1-2 veces al día por vía rectal.

Debe entenderse que los remedios tradicionales son adecuados solo en el caso de síntomas débiles o en una situación donde no hay nada más a la mano. Por lo tanto, es mejor considerar los métodos populares como una adición exitosa al tratamiento médico y quirúrgico de las hemorroides. Otra advertencia importante: algunos métodos populares no solo son inútiles sino también dañinos. Por ejemplo, existe una opinión bastante común de que los laxantes ayudan con las hemorroides. Parece que todo es lógico: una vez que los nodos surgen en respuesta al estreñimiento, entonces un laxante debería ayudar. Sin embargo, las deposiciones sueltas tienen un efecto irritante en el tejido inflamado, por lo que el dolor y la quemazón solo pueden intensificarse.

Insistencia: comience el tratamiento de las hemorroides solo después de consultar a un proctólogo. Descarte la falsa modestia y acuda al especialista al menos una vez, luego tendrá confianza en el diagnóstico y obtendrá el consejo de un profesional sobre el comportamiento futuro y el tratamiento óptimo. Consejo dos: no tengas miedo al tratamiento quirúrgico. Las técnicas operativas modernas le permiten deshacerse del problema rápidamente y con la mínima molestia. Consejo tres: después de un tratamiento quirúrgico exitoso, no se olvide de las medidas preventivas que implican la mayor eliminación posible de los factores de riesgo.

El artículo fue preparado por el médico Kartashova Ekaterina Vladimirovna

Causas de las hemorroides

  • La especificidad de la profesión. El hecho es que las profesiones de las mujeres se asocian más a menudo con un estilo de vida sedentario o permanente que el de los hombres. En raras ocasiones, cuando la profesión de la mujer requiere un estilo de vida activo, el esfuerzo físico constante, lo que lleva al estancamiento de la sangre en los órganos pélvicos. Estas profesiones "desfavorables" incluyen: un contador, secretario, peluquero, cajero, gerente, etc.
  • Mala tolerancia al estrés. El hecho es que la hermosa mitad de nuestra sociedad es mucho más susceptible al estrés, las mujeres son más duras y, en una forma más aguda, soportan todos los problemas y el estrés emocional que pueden ser una base excelente para el desarrollo de las hemorroides.
  • En los últimos años, las mujeres están cada vez más al volante, buscando la independencia y la independencia. Desde el trabajo sentado, se cambian a un cómodo asiento para el automóvil y, en lugar de caminar y caminar una vez más, continúan sentados.
  • Las dietas constantes, las dietas poco saludables, así como la pérdida de peso por medio de la limpieza intestinal constante, violan la microflora intestinal y la motilidad, que también puede causar hemorroides.
  • Gran esfuerzo físico. El precio de perder peso y un cuerpo hermoso pueden ser demasiado altos: las cargas graves en las instalaciones deportivas, que se acompañan de levantamiento de pesas, son completamente indeseables para un cuerpo femenino.
  • El ciclo menstrual, que una vez al mes provoca un fuerte torrente sanguíneo, también, con el tiempo, puede afectar el desarrollo de las hemorroides. Por eso es tan importante durante este período vigilar cuidadosamente su condición, mantener un estilo de vida activo, comer bien y evitar situaciones estresantes.

Variedades

Las hemorroides pueden ser externas e internas, así como combinadas, que también pueden ir acompañadas de fisuras anales y aumento de trombosis con la infracción de las venas. Las últimas características ya están complicadas por los síntomas de las hemorroides. La diferencia entre las dos formas principales consiste en la secuencia de su manifestación de los síntomas.

Los primeros signos de hemorroides en las mujeres son molestias en el área rectal, durante la defecación, el dolor y la molestia pueden aumentar y convertirse en picazón y ardor severos. Los síntomas enumerados se relacionan con las manifestaciones de las hemorroides internas y, de hecho, externamente, no pueden manifestarse de ninguna manera: las hemorroides aparentemente están completamente ausentes.

Con el tiempo, la picazón y el dolor pueden convertirse gradualmente en una forma externa, se vuelve difícil para una mujer sentarse y ponerse de pie, cualquier movimiento repentino e incómodo conduce al dolor o la incomodidad. La descarga de moco cáustico del ano también puede agregar incomodidad y sentimientos de incomodidad constante.

El siguiente síntoma distintivo que indica una forma aguda de una enfermedad desagradable es la sangre durante un movimiento intestinal. Si ha notado algo similar, no debe perder tiempo e ir directamente al proctólogo. Si las hemorroides comenzaron a aparecer en el exterior, entonces alrededor del ano, puede buscar pequeños sellos que, con un curso completamente descuidado de la enfermedad, pueden convertirse en hemorroides.

¿Cómo deshacerse?

Como saben, el mejor tratamiento es la prevención, trate de prevenir y eliminar las causas que pueden causar una enfermedad tan desagradable. Esto, por supuesto, no significa que deba abandonar su trabajo y abandonar los deportes con urgencia, solo intente llevar una vida más activa: una vez más, vaya arriba y no en un ascensor, camine a casa una o dos veces por semana, o Sería un par de paradas.

Trate de evitar el esfuerzo físico: se puede obtener un cuerpo hermoso sin levantar pesas locas en el gimnasio. Reconsidere su dieta y su actitud con respecto a las dietas: para lucir bien, no tiene que torturarse con huelgas de hambre ni con una limpieza intestinal artificial, necesita una dieta adecuada y equilibrada.

Puede deshacerse de las hemorroides con la ayuda de remedios caseros, por ejemplo, baños de vapor y sésiles, así como el uso de microclysters a base de hierbas y componentes antiinflamatorios y hemostáticos: miel, propóleos, papas, manteca de cerdo, arcilla.

El tratamiento farmacológico de las hemorroides incluye tomar analgésicos, descongestionantes y medicamentos absorbibles. Tales medicamentos son, en cuanto a uso externo, ungüentos, geles, supositorios, y para uso interno.

Entre los medicamentos que están bien recomendados para tratar las hemorroides de las mujeres están Aurobin, Relief, Gepatrombin G, Procto-Glyvenol, Antistax. Para prevenir la aparición y el tratamiento de una enfermedad tan desagradable, puede realizar gimnasia para fortalecer las paredes del recto, así como mantener el ano en pureza constante.

Los síntomas de las hemorroides en las mujeres

Las hemorroides en mujeres deben diferenciarse de otras enfermedades del recto debido a la similitud de los síntomas: tumores benignos y malignos, pólipos, fisuras anales, patologías infecciosas, etc.

En el corazón de la imagen "clásica" de las hemorroides en las mujeres se encuentran los siguientes síntomas, a los que se debe prestar atención en primer lugar:

  • malestar en el ano y proyección del recto,
  • dolor (la mayoría de las veces el dolor es sordo, adolorido) en el área rectal cuando se sienta en posición sentada y durante un acto de defecación,
  • definición de un sello bien palpable en la región del ano,
  • sensación de ardor o picazón intensa en el ano,
  • Hiperemia de la piel en el ano.
  • Y la aparición de tales síntomas debería molestar a una mujer:

  • 1) Edema del tejido adiposo subcutáneo en el área del ano (en la posición sentada de los pacientes, la molestia y la sensación extraña en el recto son preocupantes)
  • 2) Aislamiento de la sangre del recto durante un acto de defecación. La sangre está en la superficie de las heces y tiene un color rojo brillante,
  • 3) Dificultades con los movimientos intestinales y estreñimiento frecuente,
  • 4) Pérdida de hemorroides, que puede activarse independientemente después de un acto de defecación (la segunda etapa de la enfermedad) o con la ayuda de los dedos (la tercera etapa). A medida que avanza la enfermedad, los nodos pueden quedar fuera de la actividad física y del acto de defecación.
  • Ver también: cómo se ven las hemorroides en las mujeres, la foto inicial. así como otras etapas.

    Complicaciones

    Si no se trata, las hemorroides pueden convertirse en algunas de las enfermedades y afecciones más peligrosas: anemia por deficiencia de hierro (causada por una pérdida masiva de sangre regular o una vez), tromboflebitis aguda, fístulas, fisuras anales, infección secundaria, supuración de lesiones patológicamente expandidas y tortuosas.

    Diagnósticos

    El diagnóstico de las hemorroides nunca causa dificultades. Sospechar que el desarrollo de esta enfermedad permite la inspección visual visual del ano, así como un examen rectal digital. Para el diagnóstico diferencial con otras afecciones patológicas del colon y del intestino delgado, se utilizan métodos de investigación extendida:

  • sigmoidoscopia (le permite examinar minuciosamente el estado de la membrana mucosa de la parte inferior del sigmoide y todo el recto),
  • irrigoscopia
  • colonoscopia (para evaluar el estado del colon),
  • un análisis de sangre oculta en heces,
  • biopsia si es necesario - en caso de sospecha de neoplasia maligna,
  • Ultrasonido de los órganos abdominales.
  • Ver también, características de las hemorroides en los hombres.

    Prevención de la enfermedad en mujeres.

    Es mucho más fácil prevenir el desarrollo de hemorroides en las mujeres que tratarlas durante toda su vida durante períodos de exacerbación. Para protegerse de la aparición de este proceso patológico, debe seguir algunas reglas simples:

  • comer una cantidad suficiente de alimentos ricos en fibra,
  • limitar el consumo de comida excesivamente picante y picante,
  • Hacer ejercicio regularmente para el cuerpo;
  • tomar descansos en el trabajo con carga mínima cuando está sentado
  • use sillas duras en lugar de suaves,
  • evitar la tensión y el esfuerzo excesivo durante los movimientos intestinales,
  • Realiza paseos regulares y realiza ejercicios gimnásticos durante el embarazo.

  • Esto se librará de correr las hemorroides en 5 días. Lo hice Aquí está.


    Sobre la presencia de gusanos dice un olor de la boca! Beber agua con una gota una vez al día.


    ¡Un hongo de uñas lo teme como el fuego! Si en agua fría.


    En el pueblo, todos reciben tratamiento para la prostatitis en 2 días, es necesario frotar con cuidado 10.

    Causas de las hemorroides en mujeres

    Los expertos pudieron determinar que las principales causas de las hemorroides en las mujeres, así como en los hombres, son el estancamiento de los vasos pélvicos y la debilidad del "corsé" musculo-ligamentoso del recto. Al mismo tiempo, hay una serie de factores que crean un terreno fértil para el desarrollo de la enfermedad hemorroidal. Considéralas:

    1. Estilo de vida sedentario. Más a menudo, la falta de actividad motora está asociada con las peculiaridades de la profesión. Los representantes del sexo justo eligen principalmente especialidades "sedentarias", por ejemplo, un cajero, empleado o maestro, y durante largas estadías en posición sentada, aumenta la presión en las venas del recto y se debilita el tono de su aparato muscular-ligamentoso, y esto, como saben, en las mujeres.
    2. La menstruación. Durante la menstruación, la sangre fluye activamente hacia los vasos pélvicos. La mayoría de las mujeres durante los días críticos no pueden llevar un estilo de vida activo, y debido a la falta de movimiento, aumenta el riesgo de estasis venosa en las venas de la pelvis, en particular el recto.
    3. Alteración del intestino. El estreñimiento o la diarrea conducen a un aumento de la presión venosa en los vasos del recto, lo que contribuye a la aparición de hemorroides.
    4. Nutrición equivocada y desequilibrada. Desafortunadamente, pocos de nosotros vigilamos cuidadosamente nuestra dieta. Фаст-фуд, изобилие сладостей, употребление жирных, соленых, жареных блюд, недостаток овощей и фруктов в рационе приводят к нарушению работы кишечника, а это в свою очередь к геморрою. Кроме того, много женщин постоянно борются за идеальную фигуру, соблюдая строгие диеты, которые также негативно отражаются на работе пищеварительной системы и геморроидальных сосудах.
    5. El estresLas mujeres tienden a relajar la esfera emocional, por lo que son más pesadas que los hombres que están experimentando los más mínimos choques nerviosos, que se imprimen en su salud física.
    6. Embarazo y parto. Durante el parto, el útero embarazado ejerce presión sobre los órganos pélvicos, lo que dificulta que la sangre fluya desde los vasos rectales, lo que crea condiciones favorables para el desarrollo de las hemorroides. Además, las mujeres embarazadas a menudo sufren de estreñimiento.
    7. El sexo anal Sería un inconveniente hablar sobre un tema tan delicado, pero este tipo de intimidad íntima, si se practica con regularidad, conduce a daños mecánicos en la membrana mucosa del canal rectal y al flujo de sangre alterado de las venas hemorroidales.

    También debe decir que las causas de las hemorroides en las niñas y mujeres no son un factor específico, sino su combinación. Por ejemplo, la mala alimentación y la inactividad física contribuyen al estreñimiento, o el embarazo aumenta la presión venosa y el estreñimiento. Como resultado, la combinación de estos factores desencadenará el desarrollo de las hemorroides.

    Por lo tanto, se puede concluir que las hemorroides son una enfermedad multifactorial.

    Hemorroides en las niñas: razones

    Las mujeres de todas las edades son propensas a las hemorroides, incluidas las jóvenes.

    Las causas y los factores que provocan el desarrollo de hemorroides en niñas jóvenes son los mismos que en mujeres mayores. Pero puede seleccionar una lista de factores que a menudo conducen a esta enfermedad desagradable a una edad temprana, a saber:

    • dietas ajustadas Durante la pubertad, la figura experimenta cambios que hacen a la niña más femenina. Algunos adolescentes, debido a una falla hormonal, tienen problemas con el sobrepeso, que se convierte en su principal problema. Algunas niñas se someten a dietas estrictas y generalmente mueren de hambre, y esto, como hemos dicho, conduce a la interrupción de los intestinos y aumenta el riesgo de hemorroides.
    • enemas De nuevo sobre lo mismo, sobre la lucha por las formas ideales. Alguien se pone a dieta y alguien limpia los intestinos con enemas, porque estoy seguro de que esto ayudará a perder peso. Pero la producción regular de enemas conduce a la atonía de los músculos del recto,
    • estilo de vida sedentario. Hoy en día, las niñas y los niños pasan la mayor parte de su tiempo libre en computadoras y aparatos, y una larga estancia en una posición sentada es el camino a las hemorroides.
    • la menstruación
    • Enfermedades de los apéndices y útero de carácter inflamatorio. En presencia de un foco inflamatorio en la pelvis, el flujo de sangre a sus vasos aumenta, como resultado de lo cual las venas hemorroidales se llenan y no pueden contraerse normalmente.

    ¿Cómo se manifiestan las hemorroides en mujeres y niñas?

    Como en las mujeres con hemorroides, los síntomas dependen de la localización de las hemorroides, hay que decir que hay tres formas de esta enfermedad:

    • hemorroides internas, cuando las venas de la capa submucosa del recto están hipertrofiadas,
    • hemorroides externas, cuando las venas safenas crecen e inflaman alrededor del esfínter anal,
    • Hemorroides combinadas cuando hay bultos hemorroidales internos y externos.

    Además, las hemorroides se distinguen por el flujo agudo y crónico.

    Signos de hemorroides internas en mujeres:

    • molestia en el ano (molestia, sensación de un cuerpo extraño en el recto, sensación de vaciado incompleto del canal anal, y otros),
    • picazón y ardor en el ano,
    • dolor durante el movimiento intestinal,
    • Secreción de sangre durante y después de las heces.
    • Pérdida de hemorroides.

    Las hemorroides crónicas ocurren con períodos de exacerbación y remisión. También durante el curso de la enfermedad es habitual distinguir cuatro etapas, a saber:

    • 1º: la enfermedad en esta etapa se diagnostica solo en cada décima paciente. La razón de esto radica en el hecho de que el único signo de la enfermedad en este período es una ligera molestia en el ano. Bueno, si incluso los pacientes sospechan que algo está mal, tienen miedo de consultar a un médico para obtener ayuda,
    • Segundo: en esta etapa, el rango de síntomas se expande: dolor, sangrado y pérdida de bultos hemorroidales en el recto durante la defecación. Las protuberancias hemorroidales regresan al canal rectal,
    • 3º: la intensidad de los síntomas aumenta, el dolor puede ser permanente. Además, la proliferación de conos hemorroidales, que ya están cayendo no solo durante los movimientos intestinales, sino también cuando se tose, estornuda y levanta pesas, también es cada vez más frecuente. Además, los nódulos no pueden ir de forma independiente en el canal anal, por lo que los pacientes los colocan con los dedos. En esta etapa, a menudo ocurren complicaciones de la enfermedad, como pellizco de bultos hemorroidales, trombosis anorrectal, fisuras anales y otros,
    • Cuarto: en esta etapa, el dolor y el sangrado del ano son permanentes, y los nodos hemorroidales ya no caen en el recto.

    Los signos de hemorroides en mujeres con localización externa de los nódulos pueden ser los siguientes:

    • dolor en el ano durante las heces, caminar, sentarse, etc.
    • picazón y ardor de la zona anorectal,
    • la presencia de conos hemorroidales en el anillo anal, que tienen un color púrpura o azulado,
    • Sangrado de conos hemorroidales.

    ¿Qué son las hemorroides peligrosas para mujeres y niñas?

    Las hemorroides en niñas y mujeres son peligrosas para las siguientes complicaciones:

    • lágrimas del orificio anal,
    • pellizcos de conos hemorroidales,
    • trombosis anorrectal,
    • necrosis de hemorroides,
    • violación de la función de cierre del esfínter anal,
    • infección de acceso.

    Las lágrimas del ano son grietas en la membrana mucosa del recto distal, que surgen como resultado de su daño por masas de heces sólidas. Las grietas no se curan durante mucho tiempo, se manifiestan por dolor, ardor y picazón, y también pueden sangrar.

    El pellizco de las hemorroides se produce como resultado del espasmo del esfínter anal. Si la complicación no se resolvió en ese momento, se desarrolla una necrosis (necrosis) de las hemorroides. Estas complicaciones se acompañan de dolor intolerable en el ano. También puede ver las tensiones caídas hemorroidales malvadas azul o púrpura, y con necrosis - marrón oscuro o negro.

    La trombosis anorrectal es la formación de coágulos sanguíneos en los ganglios hemorroidales. Esta complicación ocurre con bastante frecuencia, ya que la circulación de la sangre en las venas hemorroidales se deteriora, lo que crea condiciones favorables para la formación de coágulos de sangre.

    En las etapas finales de las hemorroides, cuando las hemorroides se caen constantemente del recto, el esfínter anal se debilita y, como resultado, las heces se escapan.

    El acceso de la infección en las hemorroides amenaza con paraproctitis, así como una complicación potencialmente mortal como la sepsis.

    ¿Quién trata las hemorroides en las mujeres?

    Ahora vamos a analizar qué especialistas tratan las hemorroides.

    Las hemorroides son una enfermedad del perfil proctológico, y el especialista que trata esta enfermedad se llama proctólogo.

    En la clínica del distrito no hay tal especialista, y el diagnóstico y tratamiento de las hemorroides se ponen en el cirujano.

    Además, cuando las hemorroides femeninas se complican con paraproctitis y fístulas rectovaginales, el ginecólogo se une al tratamiento de la enfermedad.

    ¿Cómo tratar las hemorroides en las mujeres?

    El tratamiento de las hemorroides en mujeres debe ser exhaustivo, es decir, actuar simultáneamente sobre la patogenia, la causa y los síntomas.

    Con las hemorroides en las mujeres, el tratamiento consiste en los siguientes principios:

    1. Corrección de dieta y estilo de vida.
    2. Terapia conservadora.
    3. Métodos quirúrgicos.

    En el tratamiento de la primera y segunda etapa de las hemorroides, los expertos prefieren los métodos conservadores. En etapas posteriores, especialmente cuando se desarrollan complicaciones, a menudo es necesario recurrir a la intervención quirúrgica.

    Corrección de dieta y estilo de vida.

    La dieta permite a los pacientes normalizar los intestinos y reducir significativamente el número de exacerbaciones de la enfermedad. La base de la terapia de la dieta es la siguiente:

    • dividir las comidas
    • comer alimentos ricos en fibra (verduras, frutas, granos, bayas),
    • el cumplimiento de un régimen de bebida suficiente (al menos 1,5 litros por día),
    • Exclusión de la dieta de platos fritos, grasos y picantes, adobos, carnes ahumadas, cacao, chocolate, comida rápida y otros productos nocivos.

    También es importante abandonar los malos hábitos, como fumar y el abuso del alcohol.

    Terapia conservadora

    El tratamiento conservador de las hemorroides tiene dos direcciones: medicación sistémica y uso local de medicamentos. Para lograr un efecto estable, ambos métodos de terapia conservadora se utilizan en combinación.

    Las hemorroides son tratadas por los siguientes grupos de medicamentos:

    • venotonics - Detraleks, Phlebodia 600, Venarus, Venaruton, Escusan y otros,
    • angioprotectores - Troxevasin, Pentoxifylline, Vazonit y otros,
    • antiinflamatorio y analgésico no esteroides - Nimesil, Ibuklin, Nurofen y otros,
    • laxantes - dufolac, bisokodil, lactulosa, picosen y otros.

    Para el tratamiento local de las hemorroides, se utilizan diversas cremas, pomadas, geles y supositorios, que contienen otros componentes antiinflamatorios, analgésicos, curativos y antipruríticos.

    Cuando se tratan hemorroides internas en mujeres, los supositorios rectales son los más utilizados, a saber, Relief, Relief Ultra y Advance, Proctosedil M, Procto-Glevenol, Olestezin, Natalsid y otros.

    En la lucha contra las hemorroides externas, se utilizan principalmente pomadas y geles, entre los que se encuentran los más populares: Relief, Posterizan, Gepatrombin G, Proktozan y otros.

    Tratamiento quirúrgico de las hemorroides.

    El tratamiento quirúrgico de las hemorroides está indicado con la ineficacia de la terapia conservadora, así como con el desarrollo de tales complicaciones. Como trombosis anorrectal, infracción y necrosis de las hemorroides, prolapso del recto, paraproctitis, etc.

    La cirugía radical es la hemorroidectomía, cuando se eliminan las hemorroides del área de la mucosa rectal. Este tipo de cirugía es dolorosa, traumática y requiere rehabilitación a largo plazo. Por lo tanto, hoy en día las técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas son las más utilizadas, incluidas las siguientes:

    • criodestrucción,
    • desmarterización
    • eliminación de nodos láser,
    • fotocoagulación,
    • Ligadura de nudos con anillos de silicona.
    • Esclerosis de venas hemorroidales y otras.

    Los métodos mínimamente invasivos enumerados son indoloros, de bajo impacto, altamente efectivos en las etapas iniciales de las hemorroides, y requieren hospitalización y rehabilitación.

    Remedios populares para las hemorroides en mujeres

    Los siguientes métodos de medicina alternativa pueden usarse en la lucha contra las hemorroides:

    • fitoterapia. Las infusiones, decocciones y tinturas se preparan con mayor frecuencia a partir de plantas como la manzanilla, la milenrama, la corteza de roble, las copas de zanahoria, la caléndula, la ortiga o el pasto pochaychuynaya. Los fondos cocinados se toman oralmente, se usan para baños, compresas o lociones,
    • tratamiento con velas. Los supositorios rectales se hacen principalmente sobre la base de manteca de cerdo. También los componentes de este medicamento pueden ser aceite de espino amarillo, miel, jugo de plantas y vegetales. Las velas hechas de vegetales, como las papas, son muy populares. En Internet puede encontrar recetas detalladas con fotos de supositorios rectales,
    • tratamiento de ungüento. Los ungüentos se pueden preparar a base de grasas animales, miel, momia, ictiol, etc.
    • microclysters. Este método es altamente efectivo para las hemorroides internas. Los componentes de los microclysters pueden ser aceites vegetales, decocciones y extractos de plantas medicinales, el jugo de algunas verduras.

    Hay muchos otros métodos de la medicina tradicional, que se han mostrado en la lucha contra las hemorroides, pero hablan de ellos en otros temas.

    En casi el 90% de los casos, las hemorroides agudas se vuelven crónicas, especialmente si no existe un tratamiento oportuno o adecuado para esta enfermedad. Por lo tanto, habiendo notado los síntomas de esta desagradable enfermedad en uno mismo, no se refuerce con una apelación al proctólogo y no se automedique.

    ¿Puedo deshacerme de las hemorroides para siempre?

    Las hemorroides son enfermedades de carácter crónico. Esto no significa que los bultos y el dolor molesten al paciente todo el tiempo, aunque suceda. En muchos casos, la enfermedad está en remisión, exacerbada por la exposición a factores provocadores.

    Algunos expertos no son optimistas sobre la cura completa de las hemorroides. Creen que la debilidad de las paredes venosas, que es la causa de su expansión, es un proceso irreversible. Es decir, una vez diagnosticadas y supuestamente curadas las hemorroides, tarde o temprano se repite lo mismo. Los médicos que se adhieren a este punto de vista sugieren no demorarse con la terapia conservadora y actuar de manera radical, ya que, en su opinión, no hay otra forma de deshacerse de las hemorroides, como con la ayuda de una operación.

    La mayoría de los proctólogos no son tan categóricos. Muchos pacientes, una vez enfrentados con manifestaciones de hemorroides, lo olvidan hasta el final de su vida. Por ejemplo, esto ocurre a menudo en mujeres durante el embarazo, cuando la enfermedad no es causada por la varicosidad existente, sino por un conjunto de factores inherentes solo en el estado de embarazo.

    En los casos no admitidos, se recomienda no apresurarse a los métodos quirúrgicos y hacer frente a la enfermedad por cualquier otro medio, sobre todo, un cambio en la dieta y el estilo de vida. Una vez iniciado el tratamiento a tiempo, es realmente posible lograr una remisión estable e idealmente de por vida.

    ¿Pueden las hemorroides pasar solas?

    Posponer la visita al médico con la esperanza de que las hemorroides se "resuelvan" a sí mismo es el error principal de muchos pacientes. El hecho es que las manifestaciones de la enfermedad se vuelven perceptibles cuando ya se están ejecutando procesos patológicos.

    En las primeras etapas, las hemorroides se desarrollan sin síntomas, y cuando aparecen signos externos, el tratamiento debe iniciarse sin demora. Es aún peor con las hemorroides internas: es fácil iniciarlo en etapas difíciles, ya que la enfermedad se desarrolla en el interior y no siempre es posible detectarlo a tiempo.

    En las etapas posteriores, se forman bultos hemorroidales permanentes, que son venas dilatadas cuyas paredes son tan débiles que no pueden volver al tamaño normal por sí mismas.

    Si, como resultado de la eliminación de los factores de provocación, la dieta, la actividad física y el tratamiento adecuado, es posible normalizar el flujo de sangre en el recto y restaurar el tono vascular, el paciente puede contar con una remisión a largo plazo.

    Por las etapas iniciales de la enfermedad se puede atribuir al período, mientras que los ganglios venosos aún no están abultados en el pasaje intestinal con hemorroides internas y no aparecen en el área anal con la externa. En esta etapa, el paciente siente cierta incomodidad, que es de naturaleza periódica y aparece en presencia de condiciones provocativas, por ejemplo, después de estar sentado por un tiempo prolongado, levantar pesas o hacer esfuerzos en el inodoro.

    En este momento, todavía puede hablar sobre la posibilidad de un alivio completo de las hemorroides. Los cambios en las venas anales son todavía reversibles. Las paredes venosas aún no están muy estiradas ni adelgazadas, el cuerpo cavernoso está sobrecargado de sangre y protuberancias en el momento de mayor estrés, y con la restauración del flujo sanguíneo normal, vuelven a la normalidad.

    Si en esta etapa asumimos el tratamiento de las hemorroides, se puede detener el desarrollo de la enfermedad y prevenir su transición a etapas más graves. No es suficiente poner velas y tomar medicamentos recetados por un médico.

    Sin cambios importantes en el estilo de vida, el tratamiento no será efectivo. Nutrición adecuada, orientada a normalizar la digestión y asegurar heces regulares, peso corporal estable, movilidad física: los principios básicos que el paciente debe cumplir con el resto de su vida.

    Régimen de tratamiento de exacerbación

    En las primeras horas de exacerbación de las hemorroides externas, el uso de compresas frías y velas de hielo es efectivo. El frío causa un espasmo de los vasos, que empuja la sangre fuera de los nódulos, lo que ayuda a prevenir la trombosis.

    Después de reducir la hinchazón y las sensaciones dolorosas, las lociones frías se reemplazan con los baños tibios sedentarios: el calentamiento promueve la reabsorción de los coágulos de sangre. Con el mismo propósito hacer compresas con ungüentos anticoagulantes. Si estas medidas no ayudan, está indicado el tratamiento con antiinflamatorios externos e internos para las hemorroides.

    En casos severos, se recomienda la trombectomía, la extirpación quirúrgica de un trombo.

    Retirada de unidades exteriores.

    En general, la extirpación quirúrgica de hemorroides externas no es muy común, ya que esta operación será extremadamente traumática debido a la necesidad de hacer incisiones profundas debajo de la piel. Tratamiento quirúrgico clásico: la hemorroidectomía (extirpación de los nódulos externos) se realiza bajo anestesia general y está indicada para enfermedades graves con un alto riesgo de complicaciones.

    A partir de técnicas mínimamente invasivas para el tratamiento de ganglios externos, se realiza la criodestrucción (congelación de los conos con nitrógeno líquido), terapia con láser y electrocoagulación.

    Métodos auxiliares de tratamiento - remedios populares en el hogar.

    Además de los métodos médicos para el tratamiento sintomático y la prevención de la recurrencia de las hemorroides externas, se recomienda el uso de remedios homeopáticos y populares. Первые представлены в виде местных препаратов, например, мази Флеминга (в составе – экстракт конского каштана, ноготки, гамамелис, ментол, цинк).

    Средство оказывает анестезирующее, противовоспалительное и кровоостанавливающее действие. Капли и гранулы для приема внутрь врачи-гомеопаты готовят на основе алоэ, гамамелиса, чертополоха и других лекарственных растений. En cualquier caso, un tratamiento homeopático debe ser seleccionado por un especialista.

    Ayuda para deshacerse de las manifestaciones de las recetas de hemorroides externas: pomadas caseras a base de arcilla, miel, propóleos, momias, decocciones y tinturas de hierbas en forma de lociones y baños. Cualquier medio que ayude a reducir la inflamación, fortalezca los vasos sanguíneos y detenga el sangrado es adecuado. Aquí hay algunos medicamentos caseros populares que se toman por vía oral:

    1. Un pochechuyny montañés, infundido durante la noche (1 cucharada de sopa por cada 2 tazas de agua hirviendo), dividido en 3 dosis, bebida por día. Actúa contra la inflamación y el sangrado.
    2. Prepare el té de las hojas de frambuesa, beba dos veces al día en una cucharada. Proporciones: un vaso de agua caliente 2 cdas. materias primas El remedio combate la inflamación.
    3. La infusión de rosa mosqueta fortalece la pared venosa. Moler 1 cucharada. Bayas, vierta medio vaso de agua hirviendo, después de 10 horas agregue una cucharada de miel, beba durante el día.

    Como agente externo, se pueden hacer pomadas para hemorroides, velas caseras, compresas:

    • Vierta agua fría en un recipiente, agregue una infusión o decocción de caléndulas (cáscara de cebolla, hierba de San Juan, manzanilla y lavushka), siéntese en la pelvis durante 5 minutos: para detener la sangre, aliviar el dolor y suavizar los vasos.
    • De todos modos, pero con agua tibia, ayuda a aliviar el dolor, previene la formación de coágulos de sangre.
    • aparatos de infusiones de hojas de fresa, bayas de serbal, polilla alpinista - aliviar la picazón y el dolor,
    • Congele la infusión de hierbas medicinales en forma de supositorio, insértela en el ano con dolor intenso y descarga de sangre.
    • corte una vela de las papas crudas, entre en el ano, salga por la noche - ayuda a curar los vasos dañados,
    • Lubrique las protuberancias con ungüento de proporciones iguales de mantequilla, miel y jugo de aloe. Alivia la inflamación, regenera los tejidos y tiene propiedades antisépticas.
    • haga una pomada de ajo molido (200 g), miel (1 cucharadita) y leche (1/4 taza), caliente hasta que espese a fuego lento, luego muela hasta que esté uniforme, insista durante 2-3 horas, lubrique los nudos durante la noche hacer gadgets.

    Además, las hemorroides externas son una indicación de la hirudoterapia. Una vez a la semana es necesario tratar con sanguijuelas: se colocan hasta 4 piezas en las protuberancias, después de la sesión hay una larga hemorragia que no necesita asustarse. La hirudoterapia en algunos casos ayuda a evitar la cirugía y deshacerse de las hemorroides para siempre.

    ¿Cómo deshacerse de las hemorroides internas?

    Como hemos dicho, las hemorroides internas pueden desarrollarse durante mucho tiempo desapercibidas. En las primeras etapas de la enfermedad, las venas rectales debidas a la violación del flujo de salida de sangre se expanden, pero los nódulos son aún pequeños y aparecen en condiciones de aumento de la presión intraabdominal (durante los movimientos intestinales difíciles, al levantar pesas, etc.). En esos momentos, el paciente puede experimentar una sensación de vaciamiento incompleto y la presencia de un cuerpo extraño en el intestino.

    Con el desarrollo de la enfermedad, sus síntomas van progresando. Las hemorroides aumentan de tamaño y comienzan a hincharse en la luz intestinal. Constantemente lesionadas por las heces, las venas dilatadas comienzan a doler, sangrar y causar molestias internas.

    3-4 etapas de las hemorroides internas se caracterizan por la pérdida de conos venosos: ya son tan grandes que al ir al baño pueden caerse. Después de un movimiento intestinal, el nodo puede retractarse, pero el paciente debe restablecer manualmente los nodos más grandes.

    La enfermedad en la etapa 1 no solo puede pasar desapercibida para el paciente (si los síntomas son borrosos), sino también difícil de diagnosticar. En la mayoría de los casos, un médico no se acerca a una persona antes de que las hemorroides alcancen la etapa 2–3.

    Las tácticas de tratamiento dependen de la severidad de la enfermedad. Si los nodos se caen, se vuelven pinzados, trombosis venosa, se desarrollan complicaciones, lo más probable es que el proctólogo sugiera una operación. Si consulta a un médico, sin esperar por tal condición, puede intentar hacerlo con medios conservadores. Un especialista los prescribirá dependiendo de la etapa de las hemorroides y los síntomas perturbadores.

    Tratamiento de drogas

    Para las hemorroides internas, se utilizan los siguientes grupos de medicamentos:

    1. Venotonics: medicamentos que ayudan a restaurar el tono de las venas, fortalecen sus paredes y aumentan la elasticidad. Medicamentos como Detralex, Vazoket, Flebodia con castaño de indias en su composición se producen en forma de tabletas y supositorios.
    2. Los agentes antiinflamatorios en forma de ungüentos y supositorios son necesarios para aliviar los síntomas de la inflamación: hinchazón, dolor. Use medicamentos no esteroideos (velas con indometacina) y hormonales (que contienen hidrocortisona).
    3. Medicamentos que mejoran la microcirculación sanguínea y previenen la formación de coágulos en las hemorroides. Formas de liberación de trombolíticos para el tratamiento de las hemorroides: supositorios y pomadas (heparina, troxevasina).
    4. Los analgésicos son necesarios para aliviar el dolor. Pueden ser analgésicos en pastillas, anestésicos locales (velas con belladona, con mentol).
    5. Las sustancias antisépticas ayudan a suprimir el desarrollo de la infección en las venas dilatadas: microclysters con caléndula, manzanilla, la introducción de la pomada de ictiol.
    6. Los medicamentos curativos se utilizan para acelerar la regeneración de las paredes venosas dañadas: supositorios con metiluracilo, propóleo, aceite de espino amarillo.
    7. Las drogas hemostáticas eliminan el sangrado. Para hacer esto, prescriba píldoras (Vikasol) y supositorios (trombina).

    Medicina tradicional contra las hemorroides internas.

    Para protuberancias internas, se aplican todos los mismos remedios que ayudan con las hemorroides externas. Excepto por el hecho de que las velas, los tampones con pomadas deben introducirse en el recto a una profundidad de unos 5 cm. Démosle algunas recetas populares, especialmente eficaces para las hemorroides internas:

    1. Prepare el ungüento: un trozo de mantequilla, una cucharadita de miel, la misma cantidad de vaselina bórica, una pizca de tabaco o tabaco de cigarrillos molido en polvo. Todos se mezclan hasta obtener una masa suave, se inyecta en el recto más profundo, se puede directamente con el dedo, tratando de encontrar los nodos y untarlos con ungüento. Antes del procedimiento, es conveniente sentarse en un baño caliente con permanganato de potasio.
    2. Las velas en base a tabaco ayudan bien con las hemorroides internas. Puedes hacerlos destruyendo los cigarrillos y mezclando el tabaco con grasa interior, manteca, mantequilla, propóleo, cera de abejas. Mezclar bien, moler, formar supositorios y congelarlos en el congelador. Las velas resultantes se insertan en la noche.
    3. Tome una cucharada de grasa de cerdo y cera, agregue media cucharadita de propóleo y póngala en un baño de agua. Después de derretir la mezcla, agregue una cucharada de miel, vierta el polvo de la milenrama molida (1 cucharada) y 3 tabletas trituradas de mumie. Coloque en un refrigerador, corte un pedazo de supositorio en forma de supositorio en la noche, e insértelo en el ano lo más posible.
    4. Nódulos caídos bien humedecidos con la infusión de 10 gramos de hojas de laurel machacadas en un vaso de agua hirviendo - haga un tampón y aplíquelo a los conos.

    Gimnasia con hemorroides.

    En cualquier forma de hemorroides, se recomienda un ejercicio razonable, pero los ejercicios dirigidos a fortalecer toda la pelvis pequeña, activar el flujo de sangre en esta área y mejorar el tono venoso son especialmente útiles.

    Se recomienda realizar tales ejercicios:

    1. La llamada gimnasia de Kegel alternativamente relaja y retrae el esfínter anal, los músculos del perineo en cualquier posición: sentado, de pie, acostado.
    2. Moverse por el suelo sobre las nalgas: acelera la sangre en la parte inferior del cuerpo.
    3. La oscilación de la prensa en cualquier proyección, pero sin estrés indebido de la pared abdominal.
    4. Correr, caminar a una distancia de 4-5 km (ciclismo no es deseable).
    5. Subiendo las escaleras corriendo.
    6. Sentadillas profundas con las piernas bien separadas.
    7. Saltando sobre el terreno.
    8. Soporte para la cabeza, en los omóplatos, "bicicleta": contribuye a la salida de sangre del área anal, ayuda a la exacerbación de las hemorroides.

    Dieta antihemorreica

    Nutrición adecuada y regular: uno de los fundamentos del proceso terapéutico para las hemorroides. Sus principios fundamentales son:

    • excluir cualquier plato con un efecto irritante (picante, salado, ahumado, frito, alcohol),
    • renunciar a grandes cantidades de alimentos proteínicos (carne, huevos), ya que contribuyen a la formación de heces duras,
    • limite los alimentos ricos en almidón (papas, pasta, pan, arroz) que causan retención de heces,
    • aumentar el consumo de fibra insoluble (verduras y frutas frescas, granos enteros, salvado),
    • beber al menos 8 vasos de agua por día,
    • introducir alimentos laxantes en la dieta (manzanas, ciruelas, remolachas, albaricoques secos),
    • beber bebidas de leche agria con bacterias "vivas".

    Cabe señalar que la aparición de hemorragias masivas, secreciones purulentas, dolores insoportables requiere un tratamiento urgente por parte del médico, ya que pueden hablar de complicaciones avanzadas, cuyo tratamiento es importante llevar a cabo en un hospital.

    En cualquier caso, no debe tratar las hemorroides por su cuenta, es necesario consultar con un especialista para determinar las tácticas terapéuticas y luego monitorear el curso del tratamiento.

    Los primeros signos de hemorroides en mujeres.

    Los primeros signos de hemorroides en las mujeres se manifiestan en todos individualmente. Muy a menudo, nadie les da el valor deseado.

    Aquí es a lo que debes prestar atención:

    sensación de malestar y pesadez en el ano,

    sangrado leve durante las heces,

    hinchazón e inflamación del ano,

    hormigueo o dolor en el canal anal,

    pérdida o hinchazón de las hemorroides,

    Cualquiera de estos signos es una señal para ver a un médico inmediatamente, porque puede decir que este es solo el primer signo de hemorroides o alguna otra enfermedad grave.

    Sexo anal y hemorroides

    A menudo intentan no mencionar esta razón, ya que esto puede ser vergonzoso y vergonzoso.

    Las hemorroides y el sexo anal a menudo están interrelacionados. A pesar de que estas son solo características del lado sexual de la vida. Además, en la sociedad moderna al menos una vez, pero todos han probado este tipo de placer sexual.

    Para algunos, esta es una excelente manera de no quedar embarazada y al mismo tiempo obtener la satisfacción deseada.

    Durante el sexo anal, hay un impacto directo en el área en riesgo. Fisiológicamente, el ano no está diseñado para permitir que objetos extraños lo penetren. Es por eso que la introducción dentro de varios objetos que son más grandes que el tamaño natural del ano, afecta negativamente el estado de las paredes del recto, lo que puede conducir a rupturas y la formación de microfisuras.

    Además, la penetración en el ano se refleja en la microflora del intestino grueso, perjudica la circulación. Esta puede ser una de las razones de la formación de estancamiento de la sangre en las venas y los vasos de la pelvis, así como la inflamación de las hemorroides.

    La adicción al sexo anal es una de las causas de las hemorroides en las mujeres.

    Sin embargo, esto no significa que valga la pena rechazar semejante placer. Basta con seguir algunas de las reglas de prevención para reducir la probabilidad de la enfermedad: use lubricantes (lubricantes especiales), no se olvide de la higiene del ano y el perineo, participe en el sexo anal y tome pausas de varios días.

    Por supuesto, la forma más efectiva de minimizar la aparición de la enfermedad es un rechazo total del sexo anal.

    Se cree que dicho sexo contribuye al tratamiento de las hemorroides. Esta es una opinión errónea, en el caso de esta enfermedad, el sexo anal está generalmente contraindicado.

    Trombosis de los ganglios.

    La consecuencia más común de esta enfermedad suele ser la trombosis de los ganglios. Más a menudo, aparece después de intentos de defecación y, como resultado, hinchazón de hemorroides caídas. A menudo, el edema aparece junto con trastornos circulatorios en el recto, lo que contribuye a la formación de un mayor número de coágulos de sangre.

    Muy a menudo, esto causa calambres severos y dolor en el ano, estreñimiento, hinchazón de los nódulos, flujo semilíquido, con un olor desagradable. En el examen externo, las hemorroides con coágulos de sangre tienen una placa blanca y una forma irregular.

    Las complicaciones en forma de sangrado del ano también son características. La naturaleza de dicho sangrado indica el grado de daño rectal, por lo tanto, cuando realiza la primera descarga de sangre, siempre debe consultar a un especialista.

    La paraaproctitis puede ser crónica o aguda.

    Crónico: las consecuencias de un método de tratamiento de exacerbación de las hemorroides incorrectamente elegido. Un agudo - ocurre en ausencia de reglas simples de higiene personal, grietas y lesiones del canal anal.

    El daño a las glándulas, que se encuentran cerca del recto, también es una consecuencia desagradable de las hemorroides. Son estos trastornos los que causan que la infección entre en el recto. Como resultado, la inflamación se desarrolla, y aparecen las úlceras. Además, se pueden formar úlceras en los intestinos y debajo de la piel del perineo.

    Síntomas de la paraproctitis.

    A diferencia de las hemorroides, la paraproctitis no presenta síntomas ni signos, ocurre repentinamente. Esta complicación se manifiesta por indisposición, fiebre, debilidad, dolor intenso y escalofríos.

    En el área del ano, hay un fuerte enrojecimiento de la piel. Por lo tanto, es muy importante tomar todas las medidas necesarias a tiempo para evitar que la enfermedad adquiera mayor fuerza.

    Lea más sobre las causas, los síntomas y el tratamiento de la paraproctitis, lea aquí.

    Que hacer

    Si las hemorroides se complican por la aparición de paraproctitis, entonces se deben tratar de inmediato. De lo contrario, pueden ocurrir complicaciones más graves, que conducirán gradualmente a la destrucción de las paredes intestinales. Este proceso puede extenderse a los genitales femeninos, lo cual es muy peligroso si una mujer está embarazada.

    Se puede decir que las complicaciones solo pueden ocurrir en ausencia de un tratamiento oportuno. Es bastante fácil evitar consecuencias desagradables si acude al especialista adecuado en los primeros síntomas y comienza el tratamiento a tiempo.

    Efectos de las hemorroides en las mujeres.

    Muchos pacientes posponen el viaje al proctólogo en el cuadro distante, creyendo que la enfermedad puede pasar por sí sola. Este es un error grave que puede causar daños severos al cuerpo.

    Los efectos de las hemorroides son principalmente las complicaciones que se han desarrollado debido a la falta de un tratamiento adecuado.

    Los principales efectos de las hemorroides son:

    La formación de pólipos en el colon. En las paredes intestinales, los pólipos aparecen completamente desapercibidos y sin dolor, se encuentran solo con un examen completo. Tales crecimientos son muy peligrosos porque pueden causar cáncer.

    Cáncer del recto. Cuanto mayor sea la persona, más probable será el desarrollo de cáncer colorrectal. La mayor probabilidad de esta enfermedad en mujeres en edad pre-climática. Es por esta razón que los exámenes preventivos proctólogo deben realizarse con regularidad.

    Colitis espástica. Los síntomas de esta enfermedad serán diarrea, distensión abdominal, dolor agudo en el ano y dolor abdominal. Esta enfermedad intestinal a menudo se desarrolla con hemorroides y no siempre es posible notarla a tiempo.

    El estreñimiento es una de las muchas razones por las que aparecen las hemorroides. Las dificultades en el proceso de defecación comienzan en la etapa 2 o 3 de la enfermedad. Para evitar el estreñimiento, es muy importante mantener una dieta adecuada, rechazar productos dañinos, consumir más fibra y productos lácteos fermentados.

    Grietas en el ano. El motivo de su aparición puede ser el estreñimiento, debido a las heces muy duras y los intentos frecuentes, fuertes y dietas poco saludables. Además del dolor, estas grietas son peligrosas porque crean un ambiente ideal para la propagación de bacterias e infecciones dentro del cuerpo.

    Paraproctitis: destrucción e inflamación de la piel y los tejidos en el canal anal.

    Criptitis: inflamación de los procesos ciegos anales del recto. Y es precisamente con esta complicación que la paraproctitis puede comenzar y puede ocurrir un tumor maligno.

    Colitis ulcerativa: inflamación de las paredes del colon y del recto. La membrana mucosa se inflama y se ve afectada por úlceras. Al inicio de la enfermedad, puede aparecer una hemorragia en el ano.

    Las hemorroides durante el embarazo tienen un efecto muy fuerte en la gestación del feto, especialmente en el tercer trimestre. La incomodidad que experimentará la futura madre será mucho más fuerte que la de una mujer sana. El período posparto puede retrasarse y ser más doloroso debido a las hemorroides.

    Esta es una lista de las complicaciones más frecuentes que pueden ocurrir si se trata de hemorroides no tratadas. Por lo tanto, antes de decidir que dicha enfermedad puede desaparecer por sí sola, vale la pena pensar en cuáles podrían ser las consecuencias.

    Segunda etapa

    La induración hemorroidal es muy grande, más dolorosa y densa. Durante una evacuación intestinal, salen los bultos y, después, vuelven ellos mismos. Desde el ano, aparece una secreción en forma de líquido inflamatorio con la sangre; esto es lo que es un irritante para la mucosa rectal que causa molestias. En esta etapa de la enfermedad, más del 80% de las mujeres intentan ver a un médico.

    Tercera etapa

    En la tercera etapa, el 18% de los pacientes continúan sufriendo más e ignoran todos los síntomas. Геморроидальные узлы на третьей стадии выпадают при дефекации, поднятии тяжестей, активном движении. Сидеть в ранее привычной позе становится очень неудобно и больно. Запущенная болезнь требует незамедлительного обращения к врачу.

    Четвертая стадия

    En esta etapa, solo el 2% de las mujeres más resistentes sufren molestias y se automedican, lo que no produce resultados, no quieren acudir al médico.

    La primera etapa de la enfermedad permite el tratamiento en casa sin hospitalización. Mientras que el segundo y el tercero - requieren hospitalización. Los casos más avanzados o la cuarta etapa se tratan solo mediante intervención quirúrgica.

    Existen varios tratamientos para las hemorroides.

    Preparaciones tópicas en forma de hemorroides y supositorios rectales. Alivian el dolor y la inflamación, eliminan la picazón y el ardor. Lo más efectivo será solo en las etapas iniciales de la enfermedad. A veces se utiliza en etapas posteriores como anestésicos o agentes hemostáticos.

    Preparaciones orales, es decir. Pastillas, más a menudo antibióticos, laxantes, flebotrópicos y analgésicos.

    En la etapa inicial de la enfermedad, la escleroterapia será efectiva.

    La ligadura también se usa como tratamiento: las hemorroides están encerradas en anillos y después de 2 semanas desaparecen por completo.

    El tratamiento quirúrgico de las hemorroides se usa solo en la cuarta etapa de la enfermedad, si todos los métodos anteriores no han dado ningún resultado.

    Prevención de hemorroides en mujeres.

    Para protegerse y proteger a su cuerpo de la aparición de una enfermedad tan desagradable como las hemorroides, debe seguir algunas recomendaciones para su prevención:

    el intestino debe funcionar normalmente, lo que significa que no debe haber estreñimiento ni diarrea. En la dieta deben estar presentes sopas y mucha fibra,

    Durante una evacuación intestinal evite tensiones fuertes.

    eliminar los alimentos muy picantes y picantes, así como el uso frecuente de alcohol,

    Bebida diaria de al menos 2 litros de agua filtrada.

    Si el trabajo implica una larga sesión en un lugar, debe tomar descansos cada 15-20 minutos, levantarse y moverse, subir las escaleras,

    los conductores de automóviles intentan hacer calentamientos al menos cada tres horas,

    en el trabajo y en casa para dar preferencia a las sillas duras y sillas, que tienen que sentarse en la mayoría,

    no trabaje demasiado levantando pesas,

    Las mujeres embarazadas deben caminar diariamente al aire libre, realizar ejercicios simples.

    Es muy importante hacer prevención de enfermedades para evitar consecuencias desagradables. Tiempo para buscar el asesoramiento de especialistas. En las etapas iniciales del desarrollo de las hemorroides, es mucho más fácil curarlo sin comprometer la salud. Esto eliminará complicaciones y consecuencias negativas.

    No debe intentar diagnosticarse a sí mismo, y especialmente automedicarse. No siempre es posible determinar correctamente su diagnóstico, tratar uno, cuando en realidad la causa de la enfermedad será bastante diferente.

    Autor del artículo: Volkov Dmitry Sergeevich | Doctorado cirujano, flebólogo

    Educacion Universidad Estatal de Medicina y Odontología de Moscú (1996). En 2003, recibió un diploma de un centro médico educativo y científico para administrar los asuntos del Presidente de la Federación Rusa.

    Hemorroides

    Cabe señalar que cuanto más avanzada esté la enfermedad, más radical será el método utilizado para tratarla. El desarrollo de las hemorroides ocurre en cuatro etapas:

    1. Se caracteriza por la hinchazón y abultamiento de hemorroides en cautiverio, a veces sangrantes. Hay un aumento en el patrón vascular de la membrana mucosa, así como cambios anatómicos menores en el músculo longitudinal.
    2. En este punto, los bultos hemorroidales aumentan de tamaño, se vuelven más densos y dolorosos. Cuando tienen un movimiento intestinal, salen al exterior (esto es un proceso reversible, regresan por su cuenta). No solo la sangre, sino también el líquido inflamatorio brota del recto: irrita la región del ano y causa picazón e incomodidad irreprimibles. Las mujeres se ponen muy nerviosas. Y ya en esta etapa, casi el 80% de ellos recurren al médico para pedir ayuda.
    3. Procede en el contexto del aumento de la picazón anal y el sangrado frecuente. El prolapso de las hemorroides requiere reducción manual o instrumental. En el curso de la investigación de laboratorio, se revelan los cambios morfológicos en el tejido muscular, lo que indica el predominio de los procesos distróficos y la pérdida de elasticidad.
    4. También hay un grupo de mujeres particularmente persistentes que se dedican a un autotratamiento ineficaz y "escupen a algún tipo de médico allí". ¡Tienen una posibilidad única de que la cuarta etapa de la enfermedad se desarrolle pronto! Ni siquiera quiero hablar de incomodidad salvaje, dolor, sufrimiento. Solamente describimos los síntomas principales: sangrado severo durante las evacuaciones, abultamientos variados dentro y fuera del ano, la incapacidad de enderezar las hemorroides de alguna manera (incluso manualmente), aparecen trombos.

    En general, a pesar de ciertas características causales, los síntomas de las hemorroides en mujeres y niñas son típicos y no difieren de los de los hombres.

    Clasificación

    Hay tres tipos de enfermedades según la ubicación de las hemorroides:

    1. Hemorroides internas, en las que los nodos se encuentran debajo de las membranas mucosas del recto, pero más arriba del borde de la línea dentada. Localización - el lugar del plexo interno de las venas.
    2. En las hemorroides externas, las hemorroides se encuentran debajo de la línea dentada.
    3. Las hemorroides combinadas están representadas por una combinación de tipos internos y externos de la enfermedad.

    El grado de desarrollo de las hemorroides depende de cuál de las cuatro etapas consecutivas sea.

    ¿Qué médico trata las hemorroides en las mujeres?

    En las mujeres, el proctólogo toma el tratamiento y diagnóstico de las hemorroides. Es este especialista el que se ocupa de los exámenes, prescribe la terapia, da todas las recomendaciones posibles y también trata de apoyar al paciente.

    Es cierto que no todas las clínicas tienen un proctólogo, ya que su especialidad y dirección son bastante limitadas, la mayoría de las veces acepta en hospitales o en clínicas médicas privadas por una tarifa.

    Tratamientos mínimamente invasivos.

    Cuando los métodos conservadores de tratamiento en el hogar no producen el resultado esperado, la operación se realiza utilizando métodos mínimamente invasivos:

    1. Escleroterapia: el punto es inyectar una sustancia con un efecto esclerótico en las hemorroides. Provoca el aplanamiento de las venas dilatadas y su encolado. Se recomienda la esclerosis simultánea de no más de dos hemorroides, pero el procedimiento se puede repetir después de dos semanas.
    2. Dopaje con anillos de látex. La base de este método de tratamiento es colocar anillos de látex en la formación nodal de las hemorroides. Presiona los vasos que transportan sangre, lo que reduce la posibilidad de alimentar la formación nodular, que se seca gradualmente y en cuatro días finalmente se extingue y sale a través del ano. El anillo está hecho de material natural. Un anillo de látex alcanza su tamaño en el diámetro exterior de cinco milímetros, en el diámetro interior de un milímetro.
    3. La fluorocoagulación se lleva a cabo utilizando una guía de luz, que se lleva al nodo hemorroidal hasta el contacto total. La energía térmica irradiada contribuye a la desolación y adhesión de los vasos venosos.
    4. Crioterapia: es el procesamiento de nódulos de temperatura muy baja, que se reduce a doscientos grados. La manipulación se realiza con la ayuda de una criosonda. La criosonda está conectada a un globo bombeado de nitrógeno. El suministro de nitrógeno se regula mediante tubos que conectan el globo y la criosonda. El tratamiento de la enfermedad con este aparato da un efecto notable en cualquier etapa del desarrollo de la enfermedad, excluyendo la cuarta. En la última etapa de la enfermedad, las hemorroides se extienden sobre un área grande. El foco de su derrota es demasiado grande. Los médicos solo pueden designar en esta situación la cirugía, llamada hemorroidectomía.

    Todas las intervenciones mínimamente invasivas se realizan de forma ambulatoria, con equipo especial y anestesia local. El procedimiento no dura mucho tiempo, después de lo cual el paciente está bajo la supervisión de los médicos durante algún tiempo y luego se va a casa. La recuperación después de la intervención ocurre en un período corto, casi no hay complicaciones.

    Cómo tratar las hemorroides en las mujeres en el hogar.

    Los remedios populares se usan para tratar las hemorroides en las mujeres como auxiliares, al tiempo que reducen la inflamación. De las recetas populares queda claro que prefieren la exposición local en el hogar con la ayuda de tampones, lubricantes y baños.

    1. Siéntate baños. Hay varias hierbas que ayudan perfectamente con las hemorroides. Estos incluyen corteza de roble, manzanilla, celidonia y caléndula. Tienen propiedades antibacterianas y analgésicas. Para cocinar significa que necesita tomar un tipo de hierba o hacer una mezcla de hierbas, tomarlas en cantidades iguales y verter agua hirviendo. Los medios dan insisten. Tan pronto como se enfríe un poco, puede pasar a los baños de asiento. Además de las hierbas, un baño frío hecho de una solución débil de permanganato de potasio también ayudará.
    2. Para estrechar los vasos, fortalecer sus paredes, puede aplicar hielo, liso o de infusión de manzanilla. Los cubitos de hielo deben colocarse en una gasa limpia y aplicarse durante un corto tiempo para evitar la hipotermia.
    3. Mezclar tsp. Miel, propóleo, alquitrán de abedul, vaselina, aceite de espino amarillo. Resulta una gran herramienta que necesita para lubricar los conos antes de acostarse o hacer compresas en una servilleta. Dicho tratamiento es efectivo e inocuo, debe aplicarse durante 10 días.
    4. Se introducen microcostras de jugo de remolacha (50 ml) en forma tibia durante la noche en el recto.
    5. Ayuda a tratar las lociones para enfermedades, que se hacen directamente en los propios nodos. Por ejemplo, un pedazo de tela se puede humedecer abundantemente con una decocción de hierbas y se puede unir a los nodos durante varias horas. Pueden ser lociones simples de agua fría, lociones con un extracto de una hoja de fresa silvestre.

    Antes de usar cualquiera, incluso el remedio nacional más eficaz para las hemorroides, es necesario consultar con un especialista. Sólo el tratamiento correcto dará resultados positivos.

    Pin
    Send
    Share
    Send
    Send

    lehighvalleylittleones-com